jueves, 22 de marzo de 2007

El otoño

Hace catorce días que publique el introito. Me gustaría actualizarlo mas seguido pero por cuestiones de trabajo, o de la falta de internet no pude hacerlo. Varias personas me han felicitado, si tuviese que agradecer la lista seria interminable, más o menos como la que hizo el Diego en su libro "Yo soy el Diego".
Que grande, agradece incluso a los pivotes de San Antonio Spurs. Pero digamos que agradezco a: Mamá, Papá y a todos los que me conocen.

Recapitulando, quería hablar un poco sobre esta linda estación en la que entramos el veintiuno. Siendo alguien a quien no le gusta para nada el calor, que haya empezado el otoño hace que ande por la vida sonriendo. Incluso a gente que me quiere pegar porque sus cheques no llegaron o que vienen hace meses reclamando por un pago. Estaría mucho más contento si hubiese comenzado el invierno pero, todavía faltan unos meses, y por ahora, solo me conformo sabiendo que falta mucho tiempo para que el clima se caldee otra vez. Empieza a refrescar y por eso cambia tanto, la ropa de uso cotidiano como la comida de uso cotidiano. Estos son los meses de los guisos, pastas, pizzas, asados, guisos, pastas, etc. Y no solo me gusta por estos cambios en la cotidianeidad, sino que hay que agregarle el cambio del paisaje.
El toque amarillo que se comienza a ver en las copas de los árboles, sumado a que comienza a anochecer mas temprano, hace que recuerde ciertas imágenes que he recopilado de distintas obras literarias. Me encanta caminar por la calle cuando sucede esto, me hace acordar a un cuento de Ray Bradbury. Igualmente no logro caminar solo, lo cual es lo que mas deseo en esos momentos, pero tuve suerte un par de veces que volví de bailar. El silencio era tal que escuchaba el eco de mis propios pasos. Pero hace años que no voy a bailar, y lustros que no vuelvo caminando de algún lado.
La comida es otro punto principal en esta temporada. Los platos ricos en calorías son los que están a la orden del día, y si engordas algunos kilos los podes disimular con la ropa abrigada.
Juntarse a comer unas pastas, tomándose una coquita, es realmente placentero. Otra opción es la de juntarse para ir a alguna cervecería, el combo: birra, papitas, pizza y frio, es de lo mejor.

Llego al final, espero que por lo menos no les sangren los ojos. Antes de despedirme, quería comentarles que planeo algo sobre la saga de J.K. Rowling para la próxima, o tal vez algo de Tolkien. Realmente no lo se, solo espero inspirarme y tener el tiempo suficiente.

Su humilde pero soberbio servidor.

Henry.

1 comentario:

ley dijo...

Que genial es el otoño!!!
todas las estaciones tienen algo lindo igual...
Pero el otoño tiene esa sensacion de espesar el año...las hojas de los arboles se caen y todo se vuelve mas rustico!
Pero la verdad si este otoño va a ser como esta semana, humedad y lluvia todo el tiempo...va a terminar siendo la peor de todas las estaciones...pero espero que solo sea esta semana...

AGUANTE RAY BRADBURY!!!!!
lei ese cuento al que te referis.
Y hoy hice justamente eso, volvi de la estacion a mi casa caminando sola, pisando charquitos y pensando...
...igual mientras caminaba tambien te mandaba mensajes de texto jajajaja...

espero ansiosa el proximo post...tanto si es de HP como de ESDLA.

TE QUIERO MUCHISIMO

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails